Visitando a un viejo amigo

Comet Halley close up
26 noviembre 2012

Esta imagen, tomada por la sonda Giotto de la ESA durante su aproximación al Cometa Halley el 13-14 de marzo de 1986, nos muestra de cerca al cuerpo progenitor de la lluvia de estrellas de las Oriónidas, que iluminó nuestros cielos el mes pasado, como cada octubre.

Giotto fue la primera misión de espacio profundo de la ESA. Pasó a menos de 600 kilómetros de Halley, obteniendo por primera vez un primer plano de su núcleo.
Se piensa que los cometas son los elementos constitutivos del Sistema Solar primitivo, y probablemente ayudaron a ‘sembrar’ agua en la Tierra.
Esta histórica misión nos mostró por primera vez el núcleo de un cometa, desvelando cómo emitía chorros de gas y polvo al espacio.
Durante su aproximación, Giotto también descubrió las primeras pruebas de la existencia de materia orgánica en la superficie de un cometa, impulsando la hipótesis de que estos cuerpos podrían haber aportado parte de los elementos necesarios para la vida en nuestro planeta.
El Cometa Halley se hace visible cada 75-76 años, y no regresará al Sistema Solar interior hasta el año 2061. No obstante, su trayectoria se manifiesta cada año a través de la lluvia de estrellas de las Oriónidas.
A medida que un cometa se aproxima al Sol, su núcleo se calienta y empieza a emitir chorros de gas que arrastran partículas de polvo, lo que conforma su característica cola. Estas partículas permanecen en órbita al Sol, en una trayectoria muy similar a la de su cuerpo progenitor.
Cuando la Tierra se cruza con estos rastros cometarios en su viaje anual alrededor del Sol, las partículas de polvo se queman en la atmósfera terrestre, dando lugar a espectaculares destellos conocidos coloquialmente como ‘estrellas fugaces’.
Las Oriónidas se llaman así porque parece que los meteoros procediesen de un punto próximo a la constelación de Orión. El cometa Halley también es el responsable de la lluvia de estrellas de Eta Acuáridas, que tiene lugar cada año en el mes de mayo.
Tras visitar al Cometa Halley, Giotto prosiguió su viaje para acercarse al Cometa 26P/Grigg-Skjellerup en julio de 1992.
Ahora mismo, la nueva sonda Rosetta de la ESA está de camino a su encuentro con el Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, al que llegará en el año 2014. Rosetta acompañará al cometa a medida que se aproxima al Sol, estudiándolo en detalle.

Esta misión también será la primera en aterrizar sobre el núcleo del cometa para tomar muestras de su superficie, lo que nos ayudará a comprender mejor el papel que jugaron los cometas en la evolución del Sistema Solar.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.