La importancia de la ciencia en la estación espacial

ISS October 2002
La Estación Espacial Internacional

La Estación Espacial Internacional es un laboratorio permanente situado a 400 Kilómetros de la tierra donde se ha suprimido la fuerza de la gravedad. Esto tiene curiosas consecuencias: a un astronauta le basta con estornudar para ser propulsado hacia atrás con una fuerza tan intensa como su propio estornudo; la llama de las velas es perfectamente esférica; el agua no forma burbujas al hervir…Pero, curiosidades aparte, la falta de gravedad puede ser de gran utilidad para investigar en multitud de campos.

En ciencias de la vida la Estación es un laboratorio perfecto para estudiar, por ejemplo, todo lo relacionado con la permanencia prolongada del hombre fuera de la Tierra. ¿Es posible cultivar hortalizas en condiciones de microgravedad (tal vez para el autoconsumo de una futura tripulación a Marte)? Y ¿criar animales? En el caso del cuerpo humano, algunas de sus reacciones a la ausencia de gravedad prolongada ya se conocen. Los astronautas saben que, entre otras cosas, sus huesos perderán densidad - algo que combaten a base de ejercicio diario, y que sus fluidos corporales se redistribuirán haciendo que su cara se hinche y sus piernas adelgacen—de hecho se dice que a los astronautas se les ponen ‘piernas de pájaro’. Pero es necesario conocer mucho más. Por ejemplo fuera de la atmósfera los astronautas expuestos a la radiación, partículas a veces de muy alta energía procedentes del viento solar y de fuentes externas al Sistema Solar; ¿Cuál es su efecto a largo plazo sobre la salud?

Columbus Laboratory (Cutaway view)
Columbus, el laboratorio europeo

También está relacionado con las ciencias de la vida el estudio de las proteínas. En microgravedad resulta más fácil crecer cristales de proteínas, lo que a su vez permite, una vez en Tierra, hallar su estructura. Y conocer la estructura de las proteínas puede servir, en última instancia, desde para diseñar nuevos fármacos hasta para comprender mecanismos básicos del organismo.

Otras áreas en las que la falta de gravedad es clave son los nuevos materiales y la física de fluidos. En microgravedad es posible hacer crecer por ejemplo espumas metálicas, materiales muy ligeros y resistentes a la vez, e incluso tejidos. Y los experimentos en física de fluidos pueden entre otras cosas dar pistas para aumentar la eficacia de los combustibles de coches y aviones.

Por todo ello la Estación contará con seis laboratorios. Columbus es el laboratorio europeo, que deberá ser lanzado en breve. El astronauta español Pedro Duque ha participado ya en el desarrollo del Columbus, y su vuelo a la ISS servirá para completar el ensamblaje de la Estación Espacial.

Last update: 2 octubre 2003

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.