La ESA apoya el estreno europeo de la película Oceans

26 noviembre 2009

Los océanos cubren casi tres cuartas partes de la superficie de la Tierra, y aún siguen siendo el territorio menos explorado de nuestro planeta. Oceans, una nueva película producida por Jacques Perrin, muestra el misterioso y fascinante mundo marino desde una nueva perspectiva.

La ESA colaboró en la producción de la película aportando imágenes de los océanos tomadas desde el espacio, ofreciendo el asesoramiento de expertos en observación de la Tierra y facilitando el acceso al Puerto Espacial Europeo en Kourou, Guayana Francesa.

“Las imágenes juegan un papel irremplazable en la comunicación con nuestra mente. Las imágenes que Jacques Perrin ha recogido en esta película son un himno a la vida y a los océanos, dónde se originó la vida, los reguladores de nuestro clima y los guardianes de la biodiversidad de la Tierra. El espacio exterior es una plataforma privilegiada desde la que observar, comprender y comprobar cómo se comportan los océanos a escala global. Los océanos y el espacio, dos dimensiones todavía poco conocidas, guardan los secretos de nuestros orígenes y de nuestro futuro”, comenta el Director General de la ESA, Jean-Jacques Dordain.

Tradición de compromiso con la naturaleza y con el medio ambiente

Utilizando el mismo estilo que en su aclamada película Nómadas del Viento, en la que describe el fascinante viaje migratorio de las aves, los directores franceses Jacques Perrin y Jacques Cluzaud utilizan nuevas técnicas cinematográficas para transportar al público desde las llanuras de los polos a las regiones tropicales, al corazón de los océanos y sus tormentas, hasta el descubrimiento de criaturas marinas poco conocidas y comúnmente ignoradas.

“Viajar a 10 nudos a través de un banco de atunes, acompañar a los delfines en sus divertidas aventuras, nadar ‘hombro con aleta’ con el gran tiburón blanco… la película Oceans te hace sentir como un pez entre los peces”, explica Jacques Perrin.

Oceans se estrenará en cines en Francia, Bélgica y Suiza a finales de Enero de 2010, y en el resto de países europeos entre Febrero y Mayo del año que viene.

Los satélites de la ESA observan los océanos

Desde el lanzamiento del satélite ERS-1 en 1991, la ESA ha proporcionado una gran cantidad de valiosos datos a la comunidad marítima, entre los que destacan las mediciones de la altura y de la temperatura de la superficie de los mares – variables esenciales para comprender mejor el ecosistema de la Tierra. Esta información nos permite comprender mejor la gran diversidad de procesos que actúan a nivel regional y global.

Con el lanzamiento del satélite Envisat en 2002, la ESA aumentó su capacidad de observación gracias a los sensores capaces de medir el color de los océanos, lo que permite a los científicos describir los procesos biogeoquímicos a escala global de una forma más eficiente.

Actualmente, la ESA está desarrollando una familia de nuevos satélites que permitirán comprender mejor el Sistema Tierra, proporcionando información sobre el nivel de salinidad de nuestros océanos, sobre la altura del nivel del mar y la extensión y el espesor de las placas de hielo marino.

La primera de estas misiones, GOCE, nos proporcionará datos sobre el campo gravitatorio de la Tierra, lo que permitirá a los científicos evaluar los cambios en el nivel del mar y en la circulación oceánica. Debido a la gran extensión de las áreas a estudiar y a lo difícil que resulta acceder a ellas, los satélites son la única forma de recoger datos fiables sobre los océanos y sus procesos de una forma regular.

El segundo satélite, SMOS, fue lanzado el pasado 2 de Noviembre de 2009. Es el primer satélite diseñado para cartografiar la salinidad en la superficie de los océanos y la humedad en el suelo a lo largo de todo el planeta.

Herramientas indispensables para proteger a nuestro planeta

Gracias a estas nuevas misiones de observación de la Tierra, la ESA garantiza que esta información permanezca disponible para responder a las distintas necesidades: como sistema de vigilancia, como apoyo al cumplimiento de la legislación, a la investigación de los océanos y del clima y al desarrollo de mejores modelos meteorológicos.

“Los Estados Miembros de la ESA han dado prioridad absoluta a la monitorización desde el espacio de los océanos, de la tierra, de las placas de hielo y de la atmósfera, y es esta filosofía lo que hace única a la ESA entre las distintas agencias espaciales del mundo. Esta prioridad posiciona a Europa a la cabeza de la iniciativa global para comprender mejor y poder gestionar el cambio climático, y continuar haciendo posible la vida en el planeta Tierra”, concluye Mr. Dordain.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.