La Misión Cervantes dedica el 10% de sus recursos de actividades educativas

24 octubre 2003

Que el espacio fascina a niños y jóvenes no es una novedad. Pero sí lo es el que la Agencia Europea del Espacio (ESA) dedique una parte importante de una de sus misiones a estudiantes de todos los niveles.

La Misión Cervantes, en la que vuela el astronauta español de la ESA Pedro Duque, es la primera misión europea con un programa educativo perfectamente estructurado, que involucra desde a escolares de primaria hasta a universitarios. Casi el 10% de los recursos de la Misión Cervantes se destinan a experimentos y actividades educativas en general.

"Lo que más me gusta del programa de Educación es que estamos usando el espacio para aumentar el interés de los niños por temas fundamentales para el desarrollo europeo", ha declarado Duque. "Esto está muy relacionado con la economía, con la vida cotidiana".

Los más pequeños han sido un objetivo claro del programa. Para ellos se ha organizado el concurso 'Habla ISS', en el que Pedro Duque ha remitido una carta a todos los colegios españoles de primaria --unos 14.000-- invitándoles a enviar preguntas sobre el espacio y también " vuestro mejor dibujo de un astronauta y de la Estación Espacial Internacional" --a los más pequeños-- o " la historia más bonita sobre un astronauta y la Estación Espacial Internacional" --a los mayores--. Han participado 5000 niños españoles y portugueses. Las clases seleccionadas serán invitadas el próximo 26 de octubre a hablar por radio con Pedro, que estará en la Estación. En el marco del concurso Habla ISS, y coincidiendo con la estancia del astronauta en la ISS, se han organizado además actividades educativas en cinco museos de ciencia españoles.

A estudiantes de secundaria y universitarios se dedican cuatro de los veinticinco experimentos que se llevan a cabo durante la Misión; ello supone destinar a educación seis kilogramos de los 75 que pesan los experimentos en total.

Winograd experiment
Winograd

Algunos experimentos han sido pensados por los propios estudiantes, como los españoles APIS y THEBAS, que estudian el movimiento de distintos tipos de cuerpos sólidos en el espacio. En cambio el experimento suizo CHONDRO investiga la formación de estructuras cartilaginosas en el espacio, y WINOGRAD analiza cómo se forman colonias bacterianas en ingravidez. VIDEO-2 tiene un público más joven: chicos de 12 a 18 años para quienes se grabará en vídeo fenómenos que se manifiestan en ausencia de gravedad y que demuestran las tres Leyes del Movimiento de Newton; los vídeos serán traducidos y distribuidos por la ESA a centros educativos europeos.

La Misión Cervantes se convierte así en una experiencia pionera. La ESA aspira a dar el mismo peso a las actividades educativas durante la próxima misión de un astronauta europeo a la ISS, en Abril de 2004. Y el Programa Educativo de la ISS, ya en marcha, prevé destinar a educación un 1% de los recursos del laboratorio europeo Columbus.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.