La regata Barcelona World Race ayuda a calibrar la misión SMOS de la ESA

El Fòrum Marítim Català
22 febrero 2011

Una colaboración pionera entre un evento deportivo y el mundo científico ha permitido embarcar un sensor en uno de los veleros que participan en la regata Barcelona World Race. Este instrumento científico medirá la salinidad del océano a lo largo de la ruta del velero para ayudar a validar los datos obtenidos por la misión SMOS de la ESA.

Los participantes de la Barcelona World Race ya se acercan al ecuador de su travesía, en la que darán la vuelta al mundo desde y hasta Barcelona. Los veleros partieron del puerto condal el pasado día 31 de diciembre y, al llegar al Atlántico, tomaron rumbo Sur para circunnavegar la Tierra rodeando los cabos de Buena Esperanza (Sudáfrica), Leeuwin (Australia) y Hornos (Chile), dejando la Antártida a estribor.

Salinity measurements from the race
Datos de la salinidad oceánica obtenidos durante la regata

Como su ruta de 46 300 km les llevará a través de algunas de las regiones más remotas y menos exploradas del Océano Antártico, el Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ICM-CSIC) de España, y la Fundació Navegació Oceànica de Barcelona, organizadora de la regata, decidieron aprovechar el evento deportivo para recabar datos científicos.

Para ello, el Instituto de Ciencias del Mar ha instalado un sensor a bordo del velero Fòrum Marítim Catalá que mide la temperatura y la salinidad de la superficie del mar a lo largo del recorrido de la regata. Los datos se transmiten vía satélite al Instituto prácticamente en tiempo real.

La salinidad superficial de los océanos a escala global

El Dr. Jordi Font, Investigador Principal de la salinidad oceánica en la misión SMOS de la ESA, comenta que “los datos que estamos recibiendo gracias a la misión SMOS nos ayudan a comprender mejor las variaciones de la salinidad superficial de los océanos”.

“Los datos recogidos por el velero, que ya se encuentra en el Océano Antártico, se incorporan a la base de datos que estamos elaborando con mediciones in situ en distintas partes del planeta para poder calibrar los datos adquiridos por SMOS desde el espacio”.

El Explorador de la Humedad del Suelo y de la Salinidad Oceánica (SMOS, en su acrónimo inglés) fue lanzado en noviembre de 2009 con la misión de obtener medidas sistemáticas a escala global de la humedad del suelo y de la salinidad superficial del mar, para comprender mejor el ciclo del agua en la Tierra y mejorar los modelos climáticos y meteorológicos.

Junto a la temperatura, la salinidad superficial del mar condiciona los patrones de la circulación global oceánica, que a su vez juega un papel fundamental en la regulación del clima en nuestro planeta. La gran precisión de los datos adquiridos por la misión SMOS de la ESA permitirá comprender mejor los procesos que regulan las corrientes oceánicas.

Ruta de la Barcelona World Race

En cualquier misión de observación de la Tierra es fundamental comprobar la precisión de los datos adquiridos desde el espacio, comparándolos con medidas realizadas in situ. Sin embargo, la comunidad científica dispone de pocos datos sobre las aguas del Océano Antártico.

La regata circunnavegará el Océano Antártico a una latitud de unos 50° Sur, proporcionando una excelente oportunidad para tomar datos de la temperatura y de la salinidad superficial del océano. El instrumento científico, que pesa menos de 3 kg, es completamente autónomo y no distrae a los dos tripulantes del Fòrum Marítim Catalá, Gerard Marían y Ludovic Aglaor, de su lucha por ganar la regata.

Soil moisture variations in Australia
Variación de la humedad del suelo en Australia

El hemisferio sur ha sido el foco de atención de SMOS durante las últimas semanas, pero en esta ocasión para monitorizar la variación de la humedad del suelo antes, durante y después de las inundaciones que devastaron Queensland y Victoria, en Australia.

Los datos adquiridos por SMOS demuestran que la región septentrional de Queensland estaba demasiado seca antes de la llegada del ciclón Yasi el pasado día 2 de febrero, por lo que las precipitaciones no fueron suficientes como para causar graves inundaciones en esta región.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.