La ciencia espacial se une a la lucha contra el cáncer

La investigación que realiza la ESA puede mejorar los equipos médicos
19 noviembre 2003

Las técnicas más novedosas que se utilizarán para encontrar planetas minúsculos que orbitan alrededor de estrellas de fuera de nuestro Sistema Solar se están desarrollando ya para ayudar a los científicos a detectar células en las primeras etapas del cáncer.

La enorme cantidad de luz que emite una estrella dificulta mucho la detección de un planeta de su órbita. Pero si se utiliza una técnica que combina señales de dos o más telescopios, los astrónomos de la ESA pueden crear un eclipse solar artificial, “neutralizando” los efectos del brillo de la luz de las estrellas para que se pueda detectar hasta la luz más débil procedente de un planeta.

Darwin's flotilla
La flotilla de telescopios de la misión Darwin busca planetas semejantes a la Tierra

Ahora, los científicos espaciales europeos han desarrollado aún más la técnica para que les permita estudiar incluso las atmósferas de esos planetas. La misión Darwin de la ESA, que estudiará unas 1.000 estrellas cercanas, será una de las primeras en utilizar esta técnica para avanzar un paso más en la búsqueda de la respuesta a la pregunta “¿Estamos solos en el Universo?”.

Pero los científicos de los Países Bajos están muy emocionados por otra aplicación de esta técnica revolucionaria. La organización de investigación nacional TNO/TPD ha desarrollado esta tecnología de imágenes para uso médico. Gracias al uso de esta técnica, los científicos pueden obtener imágenes de piel o de tejido con una resolución mucho mayor que la disponible en la actualidad. La técnica ya se está utilizando para estudiar cambios en los vasos sanguíneos y la retina, pero se puede utilizar como método para la detección precoz de crecimientos cancerosos.

No será la primera vez que la tecnología espacial se utilice en la lucha contra el cáncer. Un programa informático desarrollado originalmente por científicos europeos para encontrar las fuentes de los rayos X en el espacio profundo ha sido modificado para crear un sistema de reconocimiento precoz de los melanomas de la piel asistido por ordenador.

El software original se usaba para bloquear el ruido de fondo de las señales que procedían del espacio con el fin de detectar señales más débiles emitidas desde los restos de las explosiones de supernovas.

Aquí, en la Tierra, se digitaliza una muestra de la superficie de la piel y después se amplía 10 veces. El programa informático detecta las más pequeñas variaciones de color y de este modo los médicos ven con mayor claridad si hay irregularidades en el crecimiento celular que estén asociados con los melanomas malignos.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.