La misión de la ESA para el estudio del hielo envía sus primeros datos

CryoSat-2 midiendo el espesor de la banquisa
15 abril 2010

El satélite de la ESA CryoSat-2 envió sus primeros datos tan sólo unas horas después de que los controladores de la misión encendiesen por primera vez el sofisticado radar embarcado en el satélite. CryoSat-2 fue lanzado el pasado 8 de Abril y ha demostrado un funcionamiento excepcional durante estos primeros días en órbita.

La primera misión europea dedicada al estudio de las variaciones del hielo de nuestro planeta entró en una órbita polar pocos minutos después de su lanzamiento el pasado jueves, marcando el comienzo de tres días de intensa actividad. Los controladores de la misión en el ESOC, el Centro Europeo de Operaciones Espaciales de la ESA, han estado monitorizando constantemente el estado de CryoSat-2 para asegurar que los sistemas del satélite y su instrumento principal funcionan según lo previsto.

El satélite CryoSat-2 fue lanzado a las 15:57 CEST (13:57 UTC) el pasado 8 de Abril, a bordo de un cohete Dnepr proporcionado por la compañía ISC Kosmotras, desde el Cosmódromo de Baikonur en Kazajstán. Tan sólo 17 minutos después del lanzamiento, la estación de seguimiento de Malindi, en Kenia, recibió la señal que confirmaba la correcta separación del satélite del lanzador.

Cryostat2 successfull launch
Lanzamiento de CryoSat-2

El domingo 11 de Abril por la mañana, el Director de Vuelo de la ESA Pier Paolo Emanuelli declaraba la Fase de Lanzamiento y Operaciones Iniciales (LEOP) formalmente completada, y comentaba que “El satélite se encuentra en unas condiciones excelentes y el equipo de operaciones de la misión ha sido capaz de resolver rápidamente las pocas incidencias detectadas. Ha sido un comienzo de misión muy tranquilo, tan preciso como se había programado.”

A lo largo del domingo, el instrumento principal de CryoSat-2, el Altímetro de Interferometría Radar de Apertura Sintética (SIRAL), fue conectado por primera vez y comenzó a recibir los primeros ecos radar.

Los primeros datos generados por SIRAL fueron recibidos a las 16:40 CEST en la estación de seguimiento de la ESA en Kiruna, donde también está basado el centro de procesado de datos.

“Encendimos el instrumento SIRAL y comenzó a funcionar a la perfección desde el primer momento. Los primeros datos han sido obtenidos sobre la Barrera de hielo de Ross, en la Antártida, y muestran claramente la capa de hielo y las reflexiones de las capas inferiores. Son unos resultados excelentes para una fase tan temprana de la misión, que demuestran el increíble trabajo de toda la comunidad de CryoSat”, comenta el Prof. Duncan Wingham, Investigador Principal de CryoSat.

First data received
Primeros datos recibidos

El satélite se encuentra en una órbita polar, alcanzando latitudes de 88°. Esta órbita le permite sobrevolar los polos geográficos desde más cerca que ningún otro satélite de Observación de la Tierra, dando cobertura a unos 4.6 millones de kilómetros cuadrados adicionales – una superficie mayor que la de los 27 estados miembros de la Unión Europea.

Los sofisticados instrumentos embarcados en CryoSat-2 medirán cualquier cambio en los bordes de las grandes capas de hielo que cubren Groenlandia y la Antártida, así como de la banquisa que flota en los océanos polares. Al medir con precisión los cambios en el espesor de estos dos tipos de hielo, CryoSat-2 proporcionará a la comunidad científica información fundamental para poder comprender el papel que juega el hielo en el sistema global de la Tierra.

“Los equipos de operaciones en tierra han demostrado su alto grado de preparación tras varios meses de entrenamiento intensivo, y las actuaciones del satélite demuestran que se trata de una máquina de alta calidad, con muy pocos problemas. El lanzamiento y la inserción en órbita se completaron prácticamente sin ningún problema, por lo que prevemos una misión científica extremadamente productiva”, comenta Richard Francis, Director del Proyecto CryoSat-2 para la ESA.

ESA's ice mission
La misión de la ESA para el estudio del hielo

Una vez completada la fase LEOP, los equipos de expertos someterán a CryoSat-2 a una intensiva fase de puesta a punto que durará varios meses, durante la que se optimizará el funcionamiento de los sistemas de abordo del satélite y de los equipos de tierra, lo que permitirá generar los mejores datos de las variaciones del espesor del hielo jamás obtenidos desde el espacio.

“Estamos muy satisfechos con los resultados de la primera calibración de SIRAL. Ahora se están procesando los datos y se pondrán a disposición de los equipos encargados de la puesta a punto de forma inmediata. En paralelo, estamos optimizando los sistemas de procesado de datos, por lo que se podrán publicar los primeros resultados en cuanto hayamos acumulado suficientes datos”, explica Tommaso Parrinello, Director de la Misión CryoSat-2 para la ESA.

CryoSat-2 ha marcado un nuevo hito en el programa de Observación de la Tierra de la ESA, convirtiéndose en el tercer Earth Explorer (Explorador de la Tierra) puesto en órbita en un periodo de poco más de 12 meses. CryoSat-2 sigue el camino abierto por el Explorador del Campo Gravitatorio y de la Circulación Oceánica (GOCE), lanzado en Marzo de 2009, y de la misión para el estudio de la Humedad del Suelo y de la Salinidad de los Océanos (SMOS), lanzada el pasado mes de Noviembre.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.