ESA title
Paxi on the ISS: Exercising in space
Agency

¡Salta con los astronautas!

09/04/2020 242 views 9 likes
ESA / Space in Member States / Spain

Las actuales restricciones nos están obligando a muchos a repensar nuestras rutinas de ejercicios. Pero las limitaciones de espacio y de equipamiento no son un problema exclusivo de nuestros hogares. 

En las misiones a la Luna y a Marte, los astronautas dispondrán de mucho menos espacio y material para hacer ejercicio que el que tienen en la Estación Espacial Internacional y, de acuerdo con un estudio reciente financiado por la ESA, puede que la clave esté en saltar. 

Los astronautas ya lo practican
Los astronautas ya lo practican

Ahora mismo, los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional dedican casi una cuarta parte de la jornada al ejercicio físico, incluyendo la preparación y la recogida del material. Cada astronauta cuenta con una rutina personalizada de ejercicios cardiovasculares y de fortalecimiento tradicionales. El objetivo es ayudarlos a mantener en buen funcionamiento el corazón, los músculos y los huesos durante los meses de vida en microgravedad.  

Jonathan Scott, responsable de tecnología y proyectos médicos del Centro Europeo de Astronautas de la ESA, considera que este enfoque es efectivo, pero que sigue habiendo variaciones en la respuesta de cada astronauta. Por eso, junto a sus colegas de la ESA Tobias Weber y David Green, está estudiando cómo otras técnicas, como el entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT) y la pliometría, podrían utilizarse en el espacio. 

Una mirada de cerca

El nuevo libro electrónico Optimization of exercise countermeasures for human space flight – lessons from terrestrial physiology and operational implementation recoge las contribuciones de 52 autores procedentes de 31 instituciones sobre la fisiología del ejercicio y estudia cómo podría aplicarse para desarrollar tablas de entrenamiento más efectivas y eficientes en el espacio. 

Una de las conclusiones destacadas fue la efectividad del salto a la hora de contrarrestar los efectos en tierra del reposo en cama prolongado. Es algo que Scott describe como “una de las actividades más antiguas del mundo”. 

Nueva vida para un viejo movimiento

Salto en horizontal
Salto en horizontal

“Saltar no es nada nuevo ni ingenioso —explica Scott—, pero los datos de un reciente estudio de reposo en cama muestran que este tipo de ejercicio puede resultar muy efectivo a pesar de que no lleva mucho tiempo y es relativamente sencillo”.   

Los programas tradicionales combinan ejercicios aeróbicos, como hacer bicicleta o correr, con entrenamiento de fuerza. Sin embargo, Scott afirma que nuestros sistemas musculoesquelético o cardiopulmonar no distinguen entre ambas formas, sino que simplemente responden al estrés mecánico y metabólico. 

Ejercicio en el espacio
Ejercicio en el espacio

“Parece que saltar ofrece el nivel adecuado de estímulo a muchos sistemas distintos —señala—. Si reducimos su escala a lo esencial para futuras misiones, este ejercicio se centra en las áreas necesarias para mantener la salud y ofrece una solución a las dificultades a las que nos enfrentamos, como la falta de tiempo, espacio y equipamiento”. 

Los astronautas también suelen perder peso en el espacio. Muchos tienen menos apetito y comen menos, a la vez que mantienen una intensa rutina de ejercicios. Reducir la cantidad de energía gastada por el ejercicio podría ayudar a combatir esta pérdida de peso y reducir la cantidad de alimento que necesitan llevar con ellos, un aspecto importante para futuras misiones, en las que cada kilogramo de carga cuenta.   

Y ahora ¿qué?

Play
$video.data_map.short_description.content
Misión Horizons: ejercicio en el espacio
Access the video

Aunque saltar parece un ejercicio muy prometedor, es necesario seguir investigando para comprender cuál es la forma óptima de hacerlo. Además, cualquier transición a un nuevo tipo de ejercicio precisa de material nuevo o adaptado.  

Danish Aerospace Company está desarrollando por cuenta de la ESA una nueva máquina de entrenamiento multifunción, denominada E4D (European Enhanced Exploration Exercise Device, o Dispositivo Europeo de Ejercicios para la Exploración Mejorada). Se espera que en 2021 esté disponible un modelo de vuelo para su uso durante misiones tripuladas.

Aunque se ha diseñado pensando en los métodos de ejercicio existentes, Scott cree que el E4D también permitiría probar formas alternativas de entrenamiento en el espacio.  

“Aunque vemos que los protocolos de HIIT son efectivos, también sabemos que no son muy populares, ya que son más intensos y no constituyen el tipo de ejercicio que uno esperaría hacer durante meses y meses”. 

“Estamos estudiando cómo incorporar nuevos conceptos de ejercicios en paralelo a los ejercicios tradicionales”. 

Green añade que el equipo está contribuyendo a desarrollar máquinas de salto en microgravedad, aunque primero hay que responder a dos preguntas clave: si las personas pueden saltar de forma segura en microgravedad y cómo hacerlo sin que las vibraciones se transmitan a la estructura de la astronave. 

Saltar en casa

Saltar a la comba es bueno para los músculos y los huesos
Saltar a la comba es bueno para los músculos y los huesos

Con relación a las restricciones que ahora mismo muchas personas tienen que respetar debido a las medidas en vigor frente a la COVID-19, Weber sugiere “una dosis diaria de saltar a la comba, como en los viejos tiempos”.  

“Este sencillo ejercicio puede ser un modo divertido y eficaz de mantener en forma nuestros sistemas musculoesquelético y cardiopulmonar, aun cuando tuviéramos que pasar meses confinados en un espacio muy limitado”, concluye.

Related Articles

Related Articles

Related Links

Related Links