El vertido de crudo en el Golfo de México alcanza el lazo de la Corriente del Golfo

Imagen tomada por ASAR el 18 de Mayo
24 mayo 2010

Los científicos encargados de monitorizar la evolución del vertido de petróleo en las costas de los Estados Unidos con el satélite Envisat de la ESA han anunciado que el crudo ya ha alcanzado el lazo de la Corriente del Golfo, lo que podría arrastrarlo hasta las costas de Florida en cuestión de días.

“Basándonos en estas imágenes tomadas por el satélite Envisat, tenemos pruebas de que al menos el petróleo que se encuentra flotando en la superficie ya ha alcanzado esta corriente”, explica el Dr. Bertrand Chapron de IFREMER, el Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar.

El Dr. Chapron y el Dr. Fabrice Collard, de la compañía francesa CLS, han combinado los datos sobre el estado de la mar y sobre las corrientes en el Golfo con la información generada por el Radar Avanzado de Apertura Sintética (ASAR) de Envisat, para poder monitorizar con precisión la aproximación del vertido al lazo de corriente.

En la imagen tomada con el instrumento ASAR el pasado día 18 de Mayo, se puede observar una ramificación de la mancha de petróleo (perfilada en blanco) que se extiende hacia el Sur hasta alcanzar el lazo de la Corriente del Golfo (Línea roja).

Imagen tomada por ASAR el 15 de Mayo

“Hemos aplicado métodos avanzados de procesado de imagen para mostrar varias características de la superficie, tales como la variación del estado de la mar y la velocidad de las corrientes, lo que permite comprender la estructura espacial del vertido y su arrastre por las corrientes superficiales de la zona”, explicó el Dr. Collard.

En las imágenes tomadas por ASAR los pasados días 12 y 15 de Mayo, se observa cómo la mancha de crudo se ha ido extendiendo gradualmente hacia el lazo de la Corriente del Golfo, despertando la preocupación de que pudiera alcanzar esta potente corriente y ser arrastrada hacia los arrecifes de coral de los Cayos de Florida.

“Ahora que el petróleo ha alcanzado el lazo de la Corriente del Golfo, puede alcanzar las costas de Florida en menos de seis días”, comenta el Dr. Chapron. “Envisat, ERS-2 y otros satélites equipados con instrumentos SAR están programados para tomar datos sobre la zona de forma sistemática, lo que nos permitirá monitorizar la situación sin interrupción.”

Imagen tomada por ASAR el 12 de Mayo

La principal preocupación de los científicos se basa en que este lazo de la Corriente del Golfo es una corriente especialmente intensa y profunda, por lo que la turbulencia de sus aguas podría acelerar el proceso de mezclado del petróleo con el agua en los próximos días.

“Esto podría reducir la película de crudo que flota sobre el agua, imposibilitando su detección a través de los satélites, pero suponiendo un riesgo aún mayor para el ecosistema del arrecife de coral”, explica el Dr. Collard.

Se están combinando datos basados en las imágenes tomadas por los satélites con mediciones in-situ de muestras de agua para poder determinar si el petróleo ya se ha mezclado con las aguas más profundas del océano.

Este lazo desemboca en la Corriente del Golfo – el sistema de corrientes oceánicas más importante del hemisferio norte – por lo que si el petróleo accede a la corriente principal, los daños podrían extenderse a otras regiones costeras del océano Atlántico.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.