La ESA trabaja en un sofisticado instrumento destinado al ‘clima’ espacial

SEISOP: Tracking space weather data
2 febrero 2007

Si un satélite se encuentra en su camino con partículas de alta energía u otros fenómenos meteorológicos espaciales, la electrónica a bordo puede dejar de funcionar, los instrumentos científicos pueden dañarse y, en casos más raros, la nave podría perderse. Un sofisticado instrumento en desarrollo actualmente en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC), de la ESA, ofrecerá vigilancia y pronósticos certeros.

La actividad solar influye en el Sistema Solar de muchas maneras, por ejemplo con la generación de corrientes de veloces partículas energéticas y erupciones súbitas de peligrosos rayos X durante las llamaradas solares. También penetran en nuestro Sistema Solar rayos cósmicos procedentes de otros puntos de la galaxia. Dichos fenómenos están entre las principales causas del comportamiento anómalo y del deterioro de las naves espaciales y sus sensibles instrumentos científicos.

Large solar flare, 13 December 2006

Sin embargo, desde principios de 2005, el SEISOP (Space Environment Information System for Operations), un instrumento de monitorización y previsión del clima espacial actualmente en desarrollo en ESOC, en Darmstadt, Alemania, viene suministrando informes a Integral, el observatorio espacial de rayos gamma de la ESA.

Desarrollado en colaboración con el Proyecto Piloto de Aplicaciones de Meteorología Espacial de la ESA, y financiado por la ‘‘Task Force’ portuguesa de la ESA, el SEISOP contiene una base de datos con registros del estado de los satélites y observaciones de la meteorología espacial realizadas en todo el mundo, además de avanzadas aplicaciones de software que suministran informes, avisos, previsiones y registros históricos al grupo de control de vuelo de Integral.

"El clima del espacio afecta a los satélites de muchas maneras. Se pueden producir pérdidas aleatorias de datos, cambios en la dinámica de las órbitas y disminución de la calidad de los datos científicos. Por lo tanto, la información en tiempo real es esencial para determinar durante cuánto tiempo se deben detener los instrumentos en periodos de peligro", afirma Alessandro Donati, responsable del departamento de Conceptos y Tecnologías de Misión Avanzados (Advanced Mission Concepts and Technologies) de ESOC.

Parte de los datos meteorológicos del espacio son recopilados por satélites de la ESA, la NASA y la NOAA (Administración de la Atmósfera y el Océano estadounidense), en tanto que otras observaciones proceden de numerosas instituciones e instalaciones situadas en tierra. SEISOP es miembro de la Red Europea de Clima Espacial (SWENET, Space Weather European Network).

El SEISOP permite a los controladores de las misiones determinar con antelación cuándo deben desconectar instrumentos como sensores de estrellas (star trackers), situar los sistemas en 'modo de seguridad' o aplicar otras acciones para proteger los sensibles instrumentos electrónicos y sensores científicos a bordo de los satélites.

Aunque algunos instrumentos están equipados para desconectarse automáticamente en periodos adversos, no todos lo están y recuperar el funcionamiento de un instrumento tras una desconexión automatizada requiere bastante tiempo. Además, hasta ahora era difícil saber en qué momento la radiación desciende a niveles seguros después de producirse algún fenómeno especial, como una llamarada solar.

En 2007, el SEISOP entrará en una fase de desarrollo operativo destinado a proporcionar a todas las misiones de la ESA la misma información vital sobre el clima espacial. "Tenemos previsto empezar a trabajar este año en la creación de la última versión operativa. El SEISOP podrá suministrar servicios de aviso no sólo dentro de la ESA, sino también a agencias espaciales de todo el mundo, ya que el clima espacial puede afectar a cualquier satélite", afirma Donati.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.