XMM-Newton: mil descubrimientos de primer orden... y contando

Imagen XMM-Newton de la galaxia M33
25 enero 2006

El observatorio de rayos X de la ESA, XMM-Newton, sigue profundizando en lo desconocido. Este mes, tras cinco años de operaciones, se ha publicado el trabajo científico número 1.000 - correspondiente a un número equivalente de resultados, en revistas de primera clase. Y no es el único récord que bate este observatorio 'cazador de rayos X'.

Hay varias formas de medir el éxito científico de una misión. Una es observar el uso que hace la comunidad científica de los datos obtenidos por la misión, atendiendo al número, novedad y relevancia de los resultados generados.

Desde el inicio de sus operaciones, a comienzos de 2000, centenares de científicos en todo el mundo han aspirado a 'reservar' tiempo de observación con XMM-Newton, ansiosos por obtener datos y nuevas pistas sobre los fenómenos, ocultos y potentes, que ocurren en el universo: agujeros negros, estrellas que nacen y mueren, núcleos de galaxias activos. Cada una de las convocatorias realizadas hasta ahora por la ESA para asignar tiempo de observación con XMM-Newton ha sido respondida con una demanda siete veces superior al tiempo de observación disponible. Más de 1.600 astrónomos, alrededor del 20% de la comunidad astronómica mundial, han propuesto ideas para que XMM-Newton estudie objetos celestes muy energéticos, exóticos y misteriosos.

Los resultados científicos basados en los datos de XMM-Newton se están publicando ahora a un ritmo uniforme de casi 300 trabajos al año, comparable al conocido Telescopio Espacial Hubble.

¿Por qué este enorme interés en XMM-Newton? ¿Qué confiere a la misión tanta relevancia internacional?

El hecho es que las capacidades de XMM-Newton, cuya óptica es una obra de arte de la ingeniería, son únicas. Cada uno de los tres telescopios de rayos-X está formado por 58 espejos cilíndricos co-axiales, capaces de reflejar rayos X procedentes de numerosas fuentes cósmicas en detectores especiales del satélite. Esto permite a los astrónomos descubrir en un día más que cualquier otra misión de rayos X ha descubierto en semanas de operaciones.

XMM-Newton está entre los observatorios de rayos X con mayor resolución espectral. Es de hecho la espectroscopía de rayos X, la separación de la luz en sus componentes, la que está permitiendo a XMM-Newton obtener más información de las fuentes, como su composición química, la temperatura e incluso su velocidad.

La inmensa área colectora de los espejos es fundamental para que las cámaras obtengan espectros de alta calidad de los objetos débiles y los observados por azar. Es más, con sus seis potentes instrumentos, incluyendo un monitor óptico con capacidades ultravioletas, este observatorio espacial puede estudiar simultáneamente fuentes en distintas longitudes de onda.

XMM-Newton ha resuelto ya muchos enigmas estelares. Entre sus hallazgos está el haber caracterizado por primera vez espectros en rayos X y curvas de luz de ciertas clases de protoestrellas (estrellas en formación), y el haber profundizado como nunca antes en la variabilidad en rayos X de la corona de estrellas similares a nuestro Sol.

Gracias a su capacidad para responder en apenas cinco horas a los llamamientos para observar las elusivas explosiones de rayos gamma, este observatorio espacial detectó por primera vez un halo de rayos X entorno a las explosiones, donde el halo aparecía como varios anillos concéntricos rodeando el lugar de la explosión.

XMM-Newton ya ha aclarado muchos aspectos relativos a los restos de supernovas, así como a las estrellas de neutrones. Uno de los hallazgos más emocionantes sobre este último tipo de objetos es el de una onda de choque alineada con el movimiento supersónico de una estrella de neutrones (llamada 'Geminga'), y la detección de puntos calientes que indican que la configuración del campo magnético de estos objetos, y su temperatura superficial, es mucho más compleja de lo que se creía.

Estos y otros hallazgos fundamentales en cúmulos de galaxias, materia oscura, y la manera de determinar la masa y la velocidad en los agujeros negros súpermasivos en los núcleos de galaxias activas, son sólo parte de los hallazgos obtenidos gracias a los datos de XMM-Newton.

"El catálogo de fuentes de la misión contiene información detallada de unas 50.000 nuevas fuentes de rayos X. Esta cifra llegará a 200.000 cuando se publique, este año, un nuevo catálogo", dice Norbert Schartel, Jefe Científico de la ESA para XMM-Newton. "Estos son datos de primera calidad que constituyen un material precioso para la comunidad astronómica, que de hecho ya está haciendo muy buen uso."

"Estamos encantados, y orgullosos, por el hecho de que los resultados de XMM-Newton sigan abriendo nuevas fronteras en muchas áreas de la ciencia, y esperamos expectantes los desafíos que esta misión aún tiene por delante", concluye.

Nota al editor:

XMM-Newton fue lanzado el 10 de Diciembre de 1999. En Noviembre de 2005 la misión se extendió hasta el 31 de Marzo de 2010. Hacia el otoño de 2007 habrá otra revisión científica y del estado de la misión.

Para más información:

Norbert Schartel
Jefe Científico de la ESA para XMM-Newton
E-mail: norbert.schartel@sciops.esa.int

Fred Jansen
Jefe de Misión de la ESA para XMM-Newton
E-mail: fjansen@rssd.esa.int

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.